blog-1

Cavitación

Descripción: La cavitación consiste en un tratamiento no invasivo e indoloro que combate la grasa localizada y la celulitis mediante la aplicación de ultrasonidos. La emisión de ultrasonidos a nivel de la superficie externa de la piel produce cambios de presión en el líquido intersticial del tejido graso, generando microburbujas (cavidades), que provoca la destrucción de la célula adiposa, con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida que será eliminada a través de los sistemas urinario y linfático de forma natural.

La cavitación estética no es un método para perder peso. Las sesiones de cavitación combinadas con otras técnicas como la presoterapia actua en la remodelación corporal dando lugar a una importante pérdida de perímetro, actuando no sólo sobre la adiposidad localizada sino también sobre la celulitis y la flacidez cutánea.

Los resultados son similares a los de una liposucción debido a que la grasa que se elimina y no volverá a aparecer en las áreas tratadas. No daña el sistema vascular y no necesita de post-operatorio ni de anestesia.

Después de una sesión es siempre necesario realizar un drenaje linfático con presoterapia (precio incluido en la sesión), además durante todo el tratamiento es necesario ingerir al menos 2 litros de agua diarios para ayudar a eliminar del organismo la grasa destruida. Igualmente una vez conseguido el resultado deseado, es importante establecer un programa de mantenimiento.

Las sesiones dependerá de la importancia, severidad y extensión del problema, pero por lo general se suelen realizar entre unas 8 y 12 sesiones con una frecuencia de una a dos sesiones por semana dependiendo del metabolismo del paciente.

El cuerpo elimina la grasa en 48 horas, así que es mejor programar la próxima cita en 72h